Recomendaciones para darle masajes a tu bebé

Recomendaciones para darle masajes a tu bebé

15 de diciembre de 2020

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y está en contacto directo con todos nuestros sistemas y órganos. El tacto es el primer sentido en desarrollarse y es básico para la supervivencia de los seres humanos, pues un bebé que no es tocado ni acariciado tiene más probabilidades de no crecer ni desarrollarse de forma adecuada y peor aún, de llevarlo a la muerte.  

Al ser tan importante el tacto para la supervivencia de los seres humanos, se han desarrollado técnicas de masajes que van a ayudar y a potenciar la relación entre padres e hij@s, además de estimular el sistema inmunológico, circulatorio, respiratorio, cardiovascular, digestivo, endocrino, linfático, nervioso, vestibular (coordinación y equilibrio) entre otros. Es por ello que cada vez aparecen más estudios que evidencian la importancia del masaje infantil, entre las cuales se encuentran: 

  • Los padres conocen mejor a su bebé a través de acariciarlo rítmicamente, pues se establece una comunicación verbal y no verbal entre ellos.  
  • Al haber un contacto con la piel del bebé, hace que se liberen endorfinas tanto en el niñ@ como en la madre o padre que este brindando el masaje. 
  • Si la madre está dando el masaje, esto ayudara a que se estimule la producción de leche, por lo que favorece la lactancia.  
  • Al masajear a un recién nacido se le transmite confianza y seguridad.  
  • El masaje permite que el bebé vaya estableciendo sus límites corporales.  
  • Favorece el establecimiento del vínculo afectivo entre padres y bebé.  

Sabiendo la importancia que tiene el tocar la piel de tu bebé, te dejamos algunas recomendaciones para que tengas un buen inicio en este arte de masajear. 

  1. Debes estar en disposición anímica para dar un masaje, es decir, no debes estar estresada ni apresurada. 
  2. Tus manos deben estar limpias y sin joyas. 
  3. Utiliza aceite de origen vegetal como por ejemplo aceite de coco, de oliva, de pepitas de uva, para evitar rozaduras en la piel del bebé.  
  4. Frota tus manos antes de empezar para que estas no estén frías. 
  5. Posa tus manos en la zona en donde vayas a masajear al bebé con firmeza, pero suavemente. 
  6. Nómbrale al bebe la parte del cuerpo que le estas tocando, por ejemplo: estas son tus piernas.  
  7. Míralo a sus ojos y explícale que le vas a dar un masaje, aunque los bebés no entiendan el significado de las palabras, interpretan tu intención a través del tono de tu voz y de tu postura corporal.  
  8. Es importante que el bebé este tranquilo para recibir el masaje, en el caso de que este llorando y no se pueda calmar, suspende la sesión para otro momento y preocúpate de calmarlo. 
  9. Es importante que estés en sintonía con las señales que emite tu bebé, antes, durante y después del masaje.  

Ten presente que el contacto físico con tu bebé va más allá de una caricia, con el masaje estamos estimulando también su parte emocional e intelectual.  

Quizás también te interese leer…

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *